Chikilicuatre e imagen “corporativa”

Gran revuelo ha levantando la candidatura española al Festival de Eurovisión. ¿Es Chikilicuatre héroe o villano? Desde luego hay opiniones para todos los gustos (algunas exageradas al límite) y yo aquí jugaré un poco con la mía intentando un ejercicio, bastante poco científico pero quizá entretenido, de análisis de la imagen transmitida por este personaje del país que representa.

Según dictan las normas, uno de los requisitos de la imagen corporativa es que esta debe basarse en la realidad. Bueno, pues España es un país que da cancha, aúpa y vitorea a todo tipo de frikis, ya sean televisivos, alcaldes, presidentes de clubes de fútbol, doctores, nobles o lo que quieran ser.

Además, las normas dicen que la imagen debe basarse en los puntos fuertes. Este es un país divertido en el que, a la gran mayoría, nos gusta tomarnos el entretenimiento con humor. Y el concurso de Eurovisión no es una elección a representantes en el Parlamento Europeo, por ejemplo. La imagen que en Europa pueden haberse llevado de España es la de un país que sabe reírse de lo que no puede ser serio, como este concurso, y de sus propios defectos, como el comentado en el párrafo anterior.

Más normas hay, pero no es el momento de repasarlas todas. Unas se cumplen (la mayoría) y otras no (como el ser integral e integradora). Pero, en definitiva, creo que hay que dejar de rasgarse las vestiduras (quienes lo hacen) y de mirar al exterior con complejo. Además, aquí somos así. Y, si no, vean que personajes acaparan las audiencias televisivas.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *