El desafortunado encuentro del géiser y la botella de Schweppes

Quienes visiten el géiser de Paço de Arcos en Portugal no lo verán como lo podían haber imaginado al conocerlo en las guías turísticas. Schweppes, a cambio de correr con los gastos de mantenimiento del lugar, ha colocado una reproducción gigante de su botella sobre el mismo. Los detalles los podéis conocer en briefing.pt, de donde hemos extraído la información.

[vimeo=http://vimeo.com/14208291]

Sin dudar un momento de la vistosidad del efecto, en el que el fenómeno natural da vida a la botella, no tenemos tan claro que el prestigio de marca salga muy bien parado. Quien acuda al lugar para contemplar un géiser se irá sin hacerlo y, a cambio, verá un surtidor en una falsa botella publicitaria.

Las acciones de marca que utilizan el patrocinio, el marketing con causa o se apoyan (y apoyan) en iniciativas sociales o similares deben, en primer lugar, ser respetuosas con el hecho favorecido. Pero en este caso nos encontramos con una acción invasiva que oculta lo que debe ser protagonista.

Bien por el concepto. Mal por el desarrollo. Un desafortunado encuentro.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *