Eslogan con sustancia

No puedo privarme de comentar una seductora perla comunicativa vista estos últimos días. Aragonesa donde las haya, divertida, alimenticia y sabrosa, viene en forma de eslogan. “Baile, copas y ternasco” rezaba el utilizado por el Grupo Cooperativo Pastores para la Carpa del Ternasco de Aragón estas fiestas del Pilar. Léase el mismo con determinación y firmeza, utilizando el último sustantivo como sello. ¡Baile, copas y ternasco, maño!, añadimos. Aplausos para el responsable de marketing de Pastores (David Franco, si no me equivoco).

Según parece, la carpa ha sido todo un éxito. Y no solo de público, pues leo en Goza Zaragoza que han vendido en ella (¡y a seis euros!) más de 20.000 bocadillos de ternasco. Uno a mí, por cierto.

Desde luego, el eslogan no forma parte de una campaña de las que comentan por ahí: “Pero, ¿qué anunciaban? Chico… no me he enterado de nada…”

Mensaje claro, accesible, simpático y muy comentado.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *