Fútbol para hombres

Nos preguntáis por la peor campaña de estas Navidades. Y, como no nos indicáis en qué sentido, nos alejaremos de valoraciones en términos de r.o.i. y similares, pues, además, no podríamos hacerlas sin conocer datos que deberían proporcionar las compañías (y de las malas campañas no los van a comunicar).

Valorando otros aspectos, hemos coincidido en el rechazo por lo que, a nuestro parecer, es una vuelta de tueca más a los tópicos machistas alrededor del mundo del fútbol. Piernas y escote (femeninos, naturalmente), minifaldas y ombligos para premiar al rey gol.

Afortunadamente, el fútbol no es únicamente una cosa de hombres (de machos). Pero aunque lo fuera. Lo de las hembras ofreciendo sus encantos al macho dominante es algo que, afortunadamente, cada vez chirría más y genera más rechazo en una sociedad como la nuestra.

Siempre hay quien dice que este tipo de campañas están justificadas porque el target es fundamentalmente masculino. Además de reiterar que no consideramos que esto sea excusa, habría que preguntar a quien defiende este argumento si no se está creando un círculo vicioso (para los hombres -heteros-, ponemos chicas; los/as demás quedan fuera; solo quedan hombres -heteros- en el segmento; para los hombres, ponemos chicas…).

La publicidad, en cualquier caso, es solo la punta del iceberg. Pero no es nuestra misión -en este blog- valorar en otros ámbitos las cuestiones de género en el fútbol.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *