Marketing: lazos en el regalo y algo más

Hace ya algún tiempo, en el transcurso de una comida organizada por ADEA y aprovechando que estábamos tres marketinianos/as en la mesa, alguien comentó que para ella, el marketing era como saber envolver un regalo de manera que, independientemente de lo que fuese finalmente este, se recibiera con agrado.

No sé por qué me ha venido esta conversación a la cabeza, pero ya que está en ella aprovecho para transcribir lo que se le contesto a esta compañera de mesa, que no de profesión, pues es bastante ilustrativo sobre lo que realmente es esta disciplina.

Para empezar, cuando haces un regalo, lo realmente importante es este, no su envoltorio. Tiene que aportar valor (pilar fundamental del marketing) de alguna manera a quien lo recibe (por muy bien envuelto que esté, que nadie me regale un gato de porcelana, por favor). Y para saber qué regalo lo hará, necesitamos conocer bien a la persona que lo recibe (conocimiento del cliente, segmentación…). No estará de más saber qué otros regalos recibe (conocimiento de la competencia). Por otra parte, el regalo va a hablar de nosotros, que seremos -queramos o no- valorados por lo que entregamos (posicionamiento, otro pilar fundamental). Así seremos originales, o elegantes, o divertidos, o prácticos…

Por otra parte, el hecho de regalar cumple con un objetivo. Ganar o mejorar una amistad, celebrar en pareja, conquistar a alguien, hacer la pelota, presumir de billetero, simplemente cumplir…

Con respuestas para todo esto pensamos en el envoltorio. Y aquí un/a marketiniano/a no se limita a lo expuesto en el primer párrafo. Tenemos una oportunidad de oro para practicar el tan nombrado como poco puesto en práctica marketing experiencial.

Pudimos seguir con más y más, como la elección del momento y del entorno, la creación de un ambiente propicio, la gestión de la expectativa, la captación de la información de retorno…,  pero había más temas interesantes para amenizar la comida. En cualquier caso, creo que quedó bastante clara la amplitud del tema.

Que recibáis buenos regalos.

   

Comments are closed.