Nuestra visión de las ponencias en el Foro Empresa 2011

Un año más hemos tenido la ocasión de escuchar a personas relevantes en el mundo empresarial gracias al Foro Aragón Empresa que organiza el Instituto Aragonés de Fomento. Os contamos nuestra impresión (personal y sin intención de sentencia) sobre las ponencias. Las buenas 🙂 y las malas 🙁 .

Emma Fernández, Directora General de INDRA, sin demasiada profundidad y sin aportar nada nuevo o revelador, realizó un repaso interesante sobre algunos de los principios que no debemos olvidar a la hora de dirigir empresas. Nos habló de las personas como el mayor activo de la empresa o de algo tan interesante como lo positivo de tener clientes exigentes para configurar el futuro de nuestros proyectos.

Realizó, igualmente, un repaso a los sectores que, en su opinión, resultan más interesantes para el desarrollo de proyectos por parte de empresas de orientación tecnológica, muy a tener en cuenta viniendo de alguien como Fernández.

Posteriormente nos habló Pau Garcia-Milá, fundador de eyeOS. Ha sido uno de los pocos (de los muy pocos) oradores que en este u otros foros ha alcanzado la unanimidad en sus críticas positivas. Con un gran equilibrio entre la madurez que la mayoría de la gente no relaciona con los veintitrés años de Garcia-Milá y la frescura (optimismo, dinamismo, ganas) que sí que se le prejuzgaba, la narración de sus vivencias personales dio pie a una reivindicación clara. Si todo el mundo está de acuerdo en que hacen falta personas con ideas y con ganas de ponerlas en práctica, la primera tarea de la sociedad (administraciones, políticos/as, bancos, padres y madres…) es la eliminación de trabas.

No son necesarios grandes recursos para que muchas de las buenas ideas alcancen el éxito. No hacen falta más subvenciones ni apoyos artificiales. Lo que se necesita es creer en ellas y quitar tantos y tantos obstáculos que resultan insuperables en demasiadas ocasiones.

Si hasta aquí la tarde iba bien, la tercera ponencia (y esto es una opinión personal, auque sé que compartida con más gente) torció el curso positivo. Javier Fernández Aguado, catedrático y Socio Director de Mind Value, que se preocupó de que todos/as nos enterásemos de los países en los que ha trabajado, los personajes que frecuenta, lo grandes que son algunas de las empresas de su cartera o los presidentes de gobierno a los que asesora (además de insultar gratuitamente a alguna persona por todos y todas conocida), nos transmitió algunos mensajes que nos parecieron carentes de todo respeto para mucha gente.

“La crisis es algo muy bueno”. Toma ya. Entendemos y compartimos la opinión de que de las crisis podemos obtener cosas buenas, como la vuelta a la racionalidad y a la dirección por algo más que no sea el beneficio rápido. Pero no estamos muy seguros/as de si sería capaz de repetir todo lo que dijo ante un auditorio de personas que, habiendo perdido su trabajo por culpa de la crisis, viven en una familia en la que todos sus miembros están sin empleo. O ante personas que, habiendo mantenido un negocio con rigor (le gusta la palabra, dijo) han tenido que cerrar, despedir a la plantilla y comerse las deudas por razones que nada tienen que ver con su buen ejercicio empresarial.

Otros mensajes con orientación parecida, como los referidos al “alma de las empresas”, pudieron resultar igualmente molestos. Señor Fernández Aguado, por favor. Que los árboles de su jardín no le impidan ver el bosque cada día más pelado.

Para cerrar la tarde, José Luis García Fuentes, Director General de Nielsen Iberia, nos bombardeó con una serie de datos estadísticos que, a la gente de marketing como nosotros/as, nos parecen interesantes, pero quizá dejen un tanto frías a las personas con otras especialidades.

No obstante, proporcionó unas cifras que imaginamos que impresionan a cualquiera, y con las que no hace falta saber mucho de comercio para ver lo difícil que es competir. Hay en España más de 800.000 productos disponibles para los comercios. Los hipermercados, aun siendo quienes más referencias incorporan a sus lineales, ofrecen algo más de 12.000. Para reflexionar un buen rato.

La segunda tarde tuvo, con sus dos ponencias, un aire muy marketiniano. Más tarde vendría la entrega de premios con sus correspondientes intervenciones, pero este es otro tema del que no vamos a hablar, entre otras cosas para no tener que valorar a quien utilizó su tiempo y posición para hacer campaña a cuatro días de las elecciones. Sinceramente, no era el momento ni el lugar, como tampoco lo era en la tarde anterior cuando uno de los ponentes lanzó varias sentencias políticas entre chiste y chiste.

Pues yendo con lo nuestro, la tarde la abrió Mónica Deza, Vicepresidenta de Innovación de MacCann. Y nos habló, con el aplomo de quien sabe que tiene razón, sobre los derroteros del marketing, de lo que ya no es presente sino pasado, de lo que ya no es futuro sino presente y de lo que hoy vislumbramos en el mañana.

Y analizando los “drivers” para una empresa actual, llegó a temas que para nosotros/as son básicos, como el marketing a través de la emoción, y otros que trabajan una línea que no nos queremos perder y en la que, a nuestro nivel y con nuestros recursos, ya trabajamos, el neuromarketing.

Tan solo un pero. Deza no debe saber (o si lo sabe no le hace cambiar sus presentaciones) que los/as responsables de las empresas aragonesas no destacan precisamente por su nivel de inglés. Desde luego, el problema no es de la ponente. Pero traducir varias de las imágenes y vídeos habría sido un detalle para quienes no la entendieron.

Finalizamos con Xavier Berneda, Director de Marketing de Munich, que nos contó como se adaptan los modos comerciales y de comunicación de una antigua empresa familiar al entorno que cambia. Gran parte de su ponencia nos ilustró la estrategia de Munich en internet y del uso por esta empresa de las redes sociales y de la venta on-line.

Frente a los planteamientos teóricos y grandilocuentes de muchas conferencias de orientación similar, Berneda nos habló en primera persona de acciones que han tenido un éxito contrastable. Nos contó, por ejemplo, lo que él opina que es usar (empresarialmente) Facebook con inteligencia. Y habló de alianzas, de errores evitados y de fundamentos de marketing clásicos adaptados a los requerimientos de hoy.

En resumen, dos buenas jornadas que, en general, contaron con buenas ponencias y buenos/as ponentes. ¡Hasta la próxima!

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *