Porcinas palabras

cerdompAndan en Estados Unidos un poco enfadados con esto de la “gripe porcina”. Les está afectando al negocio. Se vende menos carne de cerdo, pero también, y como daño colateral (de esto saben mucho por allí), bajan los precios de la soja y el maíz.

La verdad es que el nombre, para quien no entiende de estas cosas (que somos casi todos/as) resulta un poco raro, pues no hay ningún cerdo infectado ni se transmite con su ingesta. Los científicos dicen que el nombre se eligió siguiendo un protocolo de actuación.

Lo de EE.UU. es en esta ocasión comprensible, y quieren que se hable de la enfermedad con el nombre de “virus H1N1”, denominación muy técnica que poco recuerda, la verdad, al cerdo y a su comercio.

Pero, como siempre hay quien va más allá, en Israel no quieren saber nada de un nombre que haga referencia a un “animal indigno”, y hablan públicamente del mal como la “gripe de México”. Supongo que las reacciones en tierras aztecas serán bastante elocuentes.

Para solucionar la focalización del problema en un país o un mercado, también hay quien propone el nombre de “virus de América del Norte”. Mal de muchos, consuelo de tontos, dice la sabiduría popular.

El verdadero problema, el virus, es serio. Así que a hacer caso a las autoridades sanitarias. Salud y buenos alimentos, cerdo incluido.

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *