Violencia en la publicidad

Leyendo el otro día el blog de Luis Maram conocí una de esas campañas que gustaría no tener que comentar, pero a las que no me resisto. Es una creación para Pepsi Max en Alemania y nos muestra a una “divertidísima” caloría buscando su final. (Frente a la “chispa de la vida”, la “chispa de la muerte”).

pepsimaxalemania

En tres imágenes vemos a la última y solitaria caloría pegarse un tiro, ahorcarse, envenenarse, rociarse con ácido, prenderse con gasolina, dinamitarse, atarse una bomba, intoxicarse con pastillas y cortarse las venas. Para vender un refresco, no esta mal.

Muchas veces y en diferentes foros y medios hemos defendido la idea de que para vender no vale todo. Y es preocupante la habitual presencia de la violencia en la publicidad en los últimos años. Vemos ahora en televisión anuncios en los que se destrozan literalmente ciudades y vehículos para anunciar coches. Hemos visto devastar gasolineras a balonazos, a niños dando patadas entre las supuestas piernas a un fantasma para anunciar queso, golpear rostros en comerciales de cava, humillaciones varias e, incluso, a señores haciendo proposiciones a niñas orientales (y era para anunciar unos snacks).

La violencia pasa ya casi desapercibida. Recientemente hemos visto un anuncio televisivo que manejaba una buena idea, en la que un niño y una niña tocaban el paisaje con los dedos mientras circulaban por la carretera. Así, hacen olas en un lago o cambian una vaca de sitio. Y, como debía quedar muy blando, destrozan un cercado de madera. Todo un ejemplo de respeto a los demás.

Podrían mostrarse ejemplos hasta la saciedad. Pero, por acabar con alguno, se podría recordar aquella lona que cubrió en el centro de Zaragoza hace unos años un edificio entero en rehabilitación. A una fotografía de una zapatilla acompañaba el texto “Rápida y letal”. Una zapatilla que mata. Pensad, pensad en los diferentes usos letales de un calzado y soñad…

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *